jueves, 14 de febrero de 2013

Rissoto de guisantes y jamón con pesto de guisantes




Ingredientes para cuatro hambrientos

1 vaso y medio de arroz
150 gr de guisantes frescos
Jamón serrano a taquitos
1 puerro
1 ajo picado
Un chorrin de fino o manzanilla
Caldo de vaina de guisantes (simplemente hervir las vainas en agua y algo de sal)
Pesto de guisantes
Parmesano rallado
Comenzaremos realizando un pausado pochado con el puerro, el ajo y los taquitos de jamón, podéis emplear mantequilla o aceite de oliva o incluso una mezcla de ambos.



Finalizada la fase anterior, añadiremos el arroz, el cual saltearemos a fuego bajo durante unos minutos. A continuación subiremos el fuego y añadiremos un golpecito de fino. Dejaremos apurar en su totalidad.
Cuando el arroz haya absorbido el vino, comenzaremos a incorporar el caldo de guisantes, podremos tres cucharones y dejaremos cocinar a fuego medio, consumido los mismos, agregar otro poco de caldo.
Procederemos de esta forma hasta obtener un grano de arroz tierno y meloso.
Añadiremos los guisantes frescos cuando calculemos que restan unos cinco minutos de cocción.

Concluido el paso anterior dejaremos reposar el guiso unos tres minutos y concluiremos nuestro arrolillo, añadiendo el pesto de guisantes.
Si sabemos que a todos nuestros invitados les mola el queso lo añadiremos junto con el pesto, si no es así, todos nos agradecerán encontrar en la mesa una gran montaña de parmesano recién rallado.


Como truqui final os aconsejo, le regaléis al rissoto un poco de aceite de oliva, en forma de finos hilos dorados por su superficie.