martes, 6 de agosto de 2013

Pan con prefermento de sidra vasca


Se que hace calor, y que no apetece mucho amasar, que a poco que nos despistemos las fermentaciones y los tiempo de levado se nos van al garete.
Pero si os mola y no os importa sudar un poco.
Quede aquí este pan

Ingredientes para el prefermento

200 gr. de harina de fuerza
160 gr. de harina de centeno o de trigo integral
200 gr. de sidra templada a setenta grados (nada complicado, sidra+olla+fogón)
1 gr. de levadura seca de panadería

Una vez la sidra este templadita, apartamos la olla del fuego, y añadimos la harina, la cual debemos mezclar muy rápido, con el fin de que no surjan grumos.
Cuando la mezcla anterior enfríe, añadiremos la levadura, volveremos a mezclar y reservaremos en la nevera (máximo tres días) hasta su utilización.



Ingredientes del pan

450 gr. de harina de fuerza
220 gr. de sidra natural, en mi caso vasca
3 gr. de levadura seca de panadería
8 gr. de sal
El prefermento (sacarlo un par de horas antes de la nevera)

Y por fin nos toca amasar, para ello nos aceitaremos las manos levemente, y depositando en un olla o en cualquier recipiente hondo todos los ingredientes (primero los líquidos y mejor alejar sal de levadura), comenzaremos a estrujar, mezclar y torturar todos los ingredientes hasta obtener una bola pegajosa de masa, la cual depositaremos en una mesa ligeramente enharinada para, tras unos ocho o diez minutos de amasado poder descansar, jajaja, que calor!!!

La masa lisa, elástica y preciosa que hemos obtenido, debe fermentar. Para lo cual aceitaremos levemente una olla o cuenco grande, donde dejaremos nuestra masa fermentar cubierta con un trapo húmedo o papel film. Intentar ubicar la masa en un lugar fresco de vuestro hogar.

Esta primera fermentación nos puede llevar hasta tres horas en invierno, pero estando en agosto muy probablemente no os lleve más de dos. Sea como sea, cuando observemos que la masa esta próxima a doblar su volumen, será buen momento para continuar.

Y si, digo continuar, porque todavía nos queda un paso más antes de hornear, y este no es otro que elegir que forma de pan queremos. Para ellos depositaremos con cariño la masa, sobre una superficie enharinada, y aquí tenéis varias opciones, tanto de formas como de número de panes a hornear. Yo me decidí por una barra ancha de aspecto rustico y sin división de la masa.
Una vez finalizado lo anterior, cubrimos nuestro futuro pan, con una gasa húmeda y dejamos fermentar hasta que casi doble su volumen.



Y ya solo nos queda hornear, en este caso os sugiero un horneado prolongado, de intensa temperatura los diez primeros minutos y más suave después.
Os detallo, precalentar el horno al máximo posible, hornear durante los primeros 10 minutos a 220 ºC,  a continuación bajar a 180 ºC y prolongar el horneado 40 minutos mas, teniendo la precaución de darle la vuelta a nuestro pan en la mitad del horneado.


Gracias por leer, este mega chuletón de receta que me ha salido!!!!

5 comentarios:

Caro dijo...

impresionante!! el pan guardo todos los olores y sabores de la sidra!!

Caro dijo...

impresionante!! el pan guardo todos los olores y sabores de la sidra!!

Antuan dijo...

Que buena pinta tiene esta barra de pan,parece complicado peropor los pasos,o sera que yo tengo poca oaciencia,la verdad es que viendo el pan vale la pena hacerlo.

Saludos

Antuan dijo...

Que buena pinta tiene esta barra de pan,parece complicado peropor los pasos,o sera que yo tengo poca oaciencia,la verdad es que viendo el pan vale la pena hacerlo.

Saludos

Cheffrustrado Álvarez dijo...

Anímate, el pan es solo cariño y mucha practica, si lo intentas seguro que mejoras a la panadería de la esquina.

Un saludo.