martes, 8 de abril de 2008

Pasta fresca

Ingresientes para 4 comensales

- 300 gramos de harina
- 3 huevos grandes
- Un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal.

Formar un volcán con la harina y agregar en su interior los tres huevos, el chorrito de aceite y la pizca de sal. Con la ayuda de un tenedor ir mezclando los huevos con la harina, trabajar la mezcla con el tenedor, hasta que se pueda trabajar con las manos y formar una bola de masa homogénea. Una vez finalizado el proceso anterior, envolver nuestra masa, con papel film y dejarla reposar durante al menos media hora.
Después del tiempo de reposo, pondremos la masa sobre una mesa amplia de mármol o madera (evitar el acero inoxidable, ennegrece la masa), y con la ayuda de un buen rulo, estirar la masa hasta conseguir un fino trapo de pasta, que podremos cortar a mano o con la ayuda de una maquina, para obtener la masa deseada. Por ejemplo para obtener tallarines, enrollar el pañuelo de masa sobre si mismo, hasta obtener un “acordeón”, de pasta, que luego cortaremos con la ayuda de un buen cuchillo para dependiendo del grosor seleccionado, obtener tallarines, spaghetti, tagliattele……
PD: la fase del estiramiento de la pasta, nos puede llevar bastante tiempo y sudor.